Epilepsia

La Epilepsia es una predisposición a sufrir crisis epilépticas repetidas debido a trastornos en el cerebro. Se dice que una persona tiene epilepsia, cuando ha tenido 2 o más crisis epilépticas espontáneas.

La epilepsia no es una enfermedad psiquiátrica ni mental, sino que es un problema físico debido a un funcionamiento anormal en ciertos momentos de algunas neuronas del cerebro.

No hay un solo tipo de epilepsia. Hay muchas clases que se dividen en síndromes epilépticos según la edad de comienzo, tipo de crisis y otras características.

  • Síndromes Parciales o Focales. Las crisis se originan en un foco epiléptico de una zona concreta de la corteza del cerebro
  • Síndromes Generalizados: las crisis se inician en toda la corteza cerebral y no existe foco epiléptico
  • Síndromes Indeterminados: no se sabe si el inicio de la crisis es focal o generalizado o si coexisten ambos tipos de crisis epilépticas

Hay mucha variedad en la gravedad. Hay personas con epilepsias muy leves y con crisis controladas por la medicación. Pero hay otras personas que continúan teniendo algunas crisis y otras que tienen muchas crisis a pesar de un tratamiento adecuado.

¿Qué es una crisis epiléptica?

  • Una crisis epiléptica es una alteración brusca, breve y transitoria que sufre una persona por una actividad anormal y súbita (descarga epiléptica) de las células del cerebro (neuronas)
  • Las crisis epilépticas son de comienzo repentino y duran segundos o pocos minutos
  • Durante la crisis se puede perder el conocimientos y no darse cuenta o puede mantenerse consciente y notar movimientos bruscos involuntarios o una sensación o emoción anormal

Hay 2 tipos fundamentales de crisis epilépticas:

  • Las crisis generalizadas la descarga epiléptica aparece al mismo tiempo en toda la superficie del cerebro
  • Las crisis parciales (focales): la descarga epiléptica comienza en una zona concreta de la superficie cerebral

A veces una crisis parcial se puede extender por todo el cerebro y producirse una crisis generalizada.No todas las crisis parciales son iguales. Depende de donde comience la descarga y de su extensión o no a otras partes del cerebro.

  • Crisis parciales simples
  • Crisis parciales complejas
  • Crisis generalizada convulsiva tónico-clónica
  • Crisis generalizada de ausencia
  • Crisis generalizada atónica
  • Crisis de espasmo

Se daña el cerebro en las crisis convulsivas generalizadas muy prolongadas.

Las convulsiones febriles de los niños son un tipo especial de crisis convulsivas provocadas por fiebre, que no sean debidas a meningitis o infecciones del cerebro. Aparecen en 3 de cada 100 niños, menores de 6 años. Hay mayor probabilidad de tenerlas si un hermano o los padres las han tenido. Normalmente no se repiten y solo hay un grupo pequeño de éstos niños, que pueden tener varias convulsiones febriles.Las convulsiones febriles no constituyen una epilepsia. La gran mayoría de los niños con convulsiones febriles no tienen epilepsia después.

Prevalencia

  • La epilepsia afecta a muchas personas
  • Una de cada 100 a 200 personas tiene epilepsia
  • En España, hay entre 200.000 y 400.000 personas con epilepsia, con una media de 300.000
  • Cada año, alrededor de 50 a 60 personas por cada 10.000 habitantes, comienzan a tener epilepsia

Diagnóstico

El diagnóstico es muy importante porque nos permite hacer un pronóstico y seleccionar la medicación adecuada. Para un buen diagnóstico es fundamental acudir a un equipo multidisciplinario especializado (neurólogo, neurofisiólogo)

La observación de la crisis cuando se produce (el momento y las circunstacias, lo que le sucede a la personas que está teniendo la crisis, si pierde la conciencia, si no puede hablar, etc…)

La exploración clínica (recogida de datos a nivel de antecedentes familiares y los antecedentes médicos de la persona, exploración neurológica)

Realizar las pruebas complementarias adecuadas a cada caso:

  • Pruebas neurofisiológicas: EEG (electroencefalograma)
  • Polisomnografía: (EEG de sueño)
  • MEG (magnetoencefalografía)
  • Pruebas de neuroimagen (RNM 3D)

Las pruebas neurofisiológicas ayudan al diagnóstico de la epilepsia, pero algunas personas sin epilepsia pueden tenerlo alterado y en bastantes personas con epilepsia puede ser normales.
La mayor parte de personas con epilepsia suelen tener las pruebas de neuroimagen normales.

Abordaje Terapéutico

Después de una segunda crisis espontánea, las posibilidades de presentar más crisis son muy altas, por lo que se recomienda iniciar el tratamiento antiepiléptico. El neurólogo instaura la medicación adecuada al tipo de epilepsia detectada.

El fármaco antiepiléptico es un medicamento que actúa disminuyendo la irritabilidad de las neuronas que provocan la crisis y por lo tanto, reduce el riesgo de aparición de las crisis epilépticas. Para lograr dicho efecto protector, el medicamento tiene que estar en una cantidad constante en el organismo y por eso tiene que tomarse de forma continuada, todos los días, a una dosis que se calcula en función de la edad y el peso de la persona. La mayoría de fármacos antiepilépticos que hay en la actualidad, no producen adicción.

En la actualidad, no se dispone de medicamentos curativos para ningún tipo de epilepsia. Los medicamentos actúan reduciendo el riesgo que se presenten las crisis, pero no eliminan la causa. Sin embargo, la medicación es capaz de controlar las crisis en un 75% de las personas con epilepsia ( 3 de cada 4 personas con epilepsia no tienen crisis epilépticas con tratamiento). En algunas personas con epilepsia puede realizarse un estudio neuropsicológico porque el tipo de epilepsia o los fáramacos que esté tomando, puedan producir alteraciones cognitivas (rendimiento intelectual, capacidad atencional, etc…).

En algunos niños con epilepsia se puede realizar un estudio del neurodesarrollo (socialización, comunicación, autonomía, motricidad, cognición, etc…) porque hay determinadas epilepsias que producen retrasos en el desarrollo de determinadas áreas, dependiendo del tipo de epilepsia (generalizada o parcial-ubicada en una zona del cerebro).

El contenido está avalado por COADI
Centro de asistencia al desarrollo infantil
Ronda Universitat 17, Pral. 1
08009 Barcelona
Tel: (+34) 932 726 728
Mail: coadiscp@copc.es