Resonancia Magnética Nuclear (RMN)

La resonancia magnética nuclear (RMN) es un examen médico no invasivo y por lo general no doloroso que ayuda a que los médicos diagnostiquen y traten enfermedades. La RMN emplea un campo magnético potente, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de los órganos, tejidos blandos, huesos, y prácticamente el resto de las estructuras internas del cuerpo. De esta forma, las imágenes pueden examinarse en el monitor de una computadora o imprimirse. La RMN no utiliza radiaciones ionizantes (rayos X).

qqqqqq

Las imágenes detalladas obtenidas con la RMN les permiten a los médicos evaluar mejor partes del cuerpo y determinadas enfermedades que no se podrían evaluar adecuadamente con otros métodos por imágenes como los rayos X, el ultrasonido o las tomografias axiales computerizadas (también denominadas TC o exploración por TAC). La resonancia magnética nuclear funcional (RMNf) es un procedimiento relativamente nuevo que utiliza imágenes de RM para medir los pequeños cambios metabólicos que ocurren en una parte activa del cerebro.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

La RMNf se está convirtiendo en el método de diagnóstico preferido para averiguar el funcionamiento del cerebro normal, enfermo o lesionado, y para evaluar los posibles peligros de la cirugía u otros tratamientos invasivos del cerebro. Los médicos llevan a cabo la RMNf para:

  • Examinar la anatomía del cerebro
  • Determinar exactamente la parte del cerebro que está controlando funciones esenciales como el pensamiento, el habla, el movimiento y las sensaciones, proceso que se denomina mapeo cerebral
  • Evaluar los efectos de un derrame cerebral, trauma o enfermedad degenerativa (como el Alzheimer) sobre el funcionamiento del cerebro
  • Controlar el crecimiento y funcionamiento de los tumores cerebrales
  • Guiar la planificación de una cirugía,terapia de radiación, u otros tratamientos quirúrgicos para el cerebro

Forma en que se debe preparar el paciente

Es posible que le pidan que use una bata durante el examen o quizá pueda quedarse con su vestimenta si es suelta y no tiene cierres metálicos. Las pautas acerca de ingerir o beber antes de un examen de RMN varían según los establecimientos. A menos que le indiquen lo contrario, debe seguir su rutina diaria normal y tomar los medicamentos como siempre. Algunos exámenes de RMN requieren que el paciente trague un material de contraste o que se le suministre una inyección de contraste en el torrente sanguíneo.

Probablemente, el radiólogo o técnico le pregunten si usted tiene alergia de alguna clase, por ejemplo la fiebre del heno, urticarias, asma alérgica, o alergia a determinados alimentos o medicamentos. Sin embargo, el material de contraste utilizado para un examen de RMN, denominado gadolinio , no contiene yodo y es poco probable que cause una reacción alérgica. El radiólogo también debe saber si tiene problemas de salud graves y a qué tipo de cirugías se ha sometido. Algunas enfermedades, como la enfermedad del riñón y la drepanocitosis, pueden impedir que se realice una RMN con material de contraste.

Las mujeres siempre deben informarle a su médico o técnico si hubiera alguna posibilidad de estar embarazadas. Debido a que no se conocen los riesgos que el examen de RMN puede ocasionarle al bebé, las mujeres embarazadas no deben hacerse este examen a menos que se asuma que el potencial beneficio de la RMN supera con creces los riesgos posibles.

Trate de dejar las joyas y otros accesorios en su casa, o sáqueselos antes de la exploración de RMN. Debido a que pueden interferir en el campo magnético de la unidad de RMN, se prohíbe el uso de objetos metálicos y electrónicos en la sala de examen. Estos artículos incluyen: Joyas, relojes, tarjetas de crédito y audífonos, todos pueden dañarse. Broches, horquillas, cierres metálicos y artículos metálicos similares, que pueden distorsionar las imágenes de la RMN. Aparatos dentales desmontables, etc… En la mayoría de los casos, el examen de RMN es seguro para los pacientes que tienen implantes de metal, a excepción de algunos tipos.

Las personas con los siguientes implantes no pueden ser exploradas y no deben ingresar al área de la RMN:

  • Desfibrilador interno (implantado)
  • Implante coclear (del oído)
  • Clips que se utilizan en los aneurismas cerebrales
  • Válvulas cardíacas artificiales
  • Puertos implantables para administrar medicamentos
  • Catéter de infusión
  • Dispositivo intrauterino (DIU)
  • Dispositivo electrónico implantable, incluyendo un marcapasos cardíaco
  • Extremidades artificiales o prótesis metálicas para las articulaciones
  • Estimuladores nerviosos implantables
  • Broches metálicos, tornillos, placas o grapas quirúrgicas

Por lo general, los objetos utilizados en las cirugías quirúrgicas no suponen ningún riesgo durante la RMN. Sin embargo, una articulación artificial colocada recientemente quizá requiera la utilización de otro procedimiento por imágenes. Si hay dudas acerca de su presencia, se puede tomar una radiografía para detectar la existencia de cualquier objeto de metal. Los obreros metalúrgicos y otros trabajadores que puedan tener objetos metálicos como esquirlas en su cuerpo probablemente también deban someterse a una radiografía antes de la RMN. Los tintes que se utilizan en los tatuajes también pueden contener hierro y pueden calentarse durante la RMN, pero esto rara vez representa un problema. Los empastes y aparatos dentales por lo general no se ven afectados por el campo magnético, pero pueden distorsionar imágenes del área facial o cerebral, de modo que el radiólogo debe estar al tanto de esto.

La unidad de RMN tradicional es un gran tubo de forma cilíndrica rodeado por un imán circular. Usted deberá recostarse sobre la mesa de examen que se desliza hacia el centro del imán. Algunas unidades de RMN, denominadas sistemas de diámetro interior corto, son diseñadas para que el imán no lo rodee completamente, otras son abiertas en todos los costados (RMN abiertas). Estas unidades son particularmente útiles para examinar a los pacientes que tienen miedo a permanecer en lugares reducidos y aquellos que son demasiado obesos, pero no proporcionan la misma calidad de imagen que los sistemas regulares y no pueden ser utilizados para determinados tipos de exploraciones. La computadora que procesa la información de la resonancia y el monitor se encuentran en una habitación diferente.

De qué manera funciona el procedimiento.

A diferencia de los exámenes convencionales de rayos X y la exploración por tomografía computarizada (TC), la RMN no depende de la radiación. En cambio, las ondas de radio son dirigidas a los protones, los núcleos de los átomos de hidrógeno, en un campo magnético potente. El campo magnético se produce al pasar una corriente eléctrica a través de las bobinas de cable de la mayoría de las unidades de RMN. Otras bobinas, ubicadas en la máquina y, en algunos casos ubicadas alrededor de la parte del cuerpo a la que se le hará la radiografía, emiten y reciben ondas de radio.

Mientras usted se recuesta en la unidad de RMN, las ondas de radio son dirigidas a los protones en el área de su cuerpo que está siendo estudiado. En el campo magnético, estos protones cambian de posición, produciendo señales que serán detectadas por las bobinas. Luego, una computadora procesa las señales y genera una serie de imágenes, cada una de las cuales muestra una parte de su cuerpo. La computadora recopila las imágenes en una representación tridimensional del cuerpo, que puede ser estudiada desde diversos ángulos en el monitor de la computadora.

Debido a que los protones son más abundantes en las moléculas de agua, las imágenes de RMN muestran diferencias respecto al contenido de agua entre varios tejidos del cuerpo. Como resultado, la RMN es particularmente apropiada para detectar trastornos que aumentan el líquido en las áreas del cuerpo afectadas, por ejemplo, las áreas afectadas por tumores, infecciones, e inflamaciones. En su conjunto, la diferenciación de tejidos anormales (enfermos) de los tejidos normales es significativamente más fácil con la RMN que con cualquier otra modalidad de diagnóstico por imágenes como rayos X, TC y ultrasonido.

En un examen de RMNf, usted realizará una tarea específica durante el proceso de diagnóstico, lo que causará un aumento de la actividad metabólica en el área del cerebro responsable de dicha tarea. Esta actividad, que incluye la expansión de los vasos sanguíneos, los cambios químicos y el suministro de oxígeno adicional, podrá registrarse mediante las imágenes de la RMN.

Cómo se realiza

Las exploraciones por RMN se realizan generalmente de acuerdo a la modalidad de pacientes externos. Usted se sitúa en la mesa de examen móvil. Se utilizarán unas tiras y un cabezal que lo ayudarán a permanecer inmóvil y mantener la posición correcta durante el procedimiento. Pequeños dispositivos que contienen las bobinas capaces de emitir y recibir ondas de radio serán colocados alrededor o en forma adyacente al área del cuerpo que será estudiada. Para la RMNf, deberá colocar su cabeza en un soporte diseñado para mantenerla inmóvil. Este soporte puede incluir una mascarilla creada especialmente para usted.

Si se utiliza un material de contraste durante el examen de RMN, una enfermera o técnico le inyectará una línea intravenosa en la vena del brazo o la mano. Una solución salina goteará a través de la IV para evitar el bloqueo de la línea IV hasta que se inyecte el material de contraste. Usted se trasladará hacia el imán de la unidad de RMN y el radiólogo y el técnico abandonarán la habitación mientras se lleva a cabo el examen de RMN.
Durante el examen de RMNf, se le pedirá que realice varias tareas pequeñas, como tocar con el pulgar cada uno de los dedos de la misma mano, frotar con los dedos un papel de lija, o responder a preguntas sencillas.

Si se utiliza un material de contraste durante el examen, será inyectado en la línea intravenosa luego de una serie de exploraciones. Luego de la inyección se tomará una serie de imágenes adicional. Cuando se completa el examen, le pedirán que espere un momento hasta que el técnico controle las imágenes en caso de que necesite imágenes adicionales. Le quitarán la línea intravenosa. Por lo general, los exámenes de RMN incluyen múltiples pasadas (secuencias), algunas de ellas pueden durar varios minutos. Por lo general, el examen se finaliza en 45 minutos. La espectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN), que proporciona información adicional acerca de los productos químicos presentes en las células del cuerpo, también puede llevarse a cabo durante el examen de RMN, lo que puede prolongar el examen 15 minutos más.

Qué experimenterá durante y después del procedimiento.

La mayoría de los exámenes de RMN no son dolorosos. Sin embargo, algunos pacientes sienten que es incómodo permanecer inmóviles durante el diagnóstico por RMN. Otros experimentan una sensación de encierro (claustrofobia). Por lo tanto, se puede coordinar la sedación para aquellos pacientes que prevén ansiedad, pero menos de uno de cada 20 pacientes lo necesita. Es normal sentir que el área del cuerpo a estudiar esté ligeramente templada, pero si esto le incomoda, infórmeselo al radiólogo o técnico. Es importante que permanezca completamente inmóvil mientras se graban las imágenes, que por lo general son unos segundos o unos pocos minutos por vez. Usted se dará cuenta cuando están grabando las imágenes porque escuchará unos golpecitos o ruidos sordos cuando se encienden las bobinas encargadas de crear el campo magnético.

Podrá relajarse entre las secuencias de imágenes. Estará solo en la sala de examen durante el diagnóstico por RMN; sin embargo, el técnico podrá ver, escuchar y hablar con usted en todo momento mediante un interfono bidireccional. Puede solicitar tapones para reducir el ruido del escáner de RMN, que produce zumbidos y golpecitos fuertes durante la exploración. Los escáneres de RMN son climatizados y están bien iluminados.
Cuando se inyecta el material de contraste, es normal sentir frío y acaloramiento durante uno o dos minutos. La aguja intravenosa puede causarle cierta molestia al ser insertada y una vez que es extraída, quizá aparezca algún hematoma. Asimismo, existe una probabilidad muy pequeña de que se irrite o infecte la piel en la parte donde se inyectó el tubo IV.

Si no se ha usado sedación, no es necesario ningún período de recuperación. Puede reanudar sus actividades cotidianas y una dieta normal inmediatamente después del examen. Muy pocos pacientes experimentan efectos secundarios del material de contraste, incluyendo náuseas y dolor local. Muy raramente, los pacientes son alérgicos al material de contraste y padecen de urticaria y ojos que pican. Se recomienda que las madres lactantes no amamanten durante 36 a 48 horas luego de realizarse una RMN con material de contraste.

¿Quién interpreta los resultados?

Un radiólogo, médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes radiológicos, analizará las imágenes y enviará un informe firmado a su médico de cabecera o médico remitente, quien compartirá los resultados con usted.

Beneficios y riesgos

Beneficios

  • La RMN es una técnica de exploración no invasiva que no implica exposición a la radiación
  • La RMN puede ayudar a los médicos a evaluar tanto la estructura de un órgano como su funcionamiento
  • La RMN permite detectar anormalidades que pueden quedar ocultas por los huesos con otros métodos de exploración
  • La RMNf permite la detección de anomalías cerebrales, así como la evaluación de la anatomía funcional normal del cerebro, que no puede lograrse con otras técnicas de diagnóstico por imágenes

Riesgos

El examen de RMN casi no supone riesgos en el paciente medio si se siguen las pautas de seguridad apropiadas.
Si se ha usado sedación, puede haber riesgos de exceso de sedación. El técnico o la enfermera controlan sus signos vitales para minimizar el riesgo. Si bien el potente campo magnético no es perjudicial en sí mismo, los dispositivos médicos que contienen metales pueden funcionar mal o causar problemas durante el examen de RMN.
Existe un leve riesgo de que se produzcan reacciones alérgicas al inyectar el material de contraste. Dichas reacciones por lo general son benignas y de fácil control mediante la medicación.

También, existe un pequeño riesgo de que se evidencien infecciones cutáneas en el lugar de la inyección. La fibrosis sistémica nefrógena es actualmente una complicación reconocida pero rara de la RMN, que se cree que es causada por la inyección de determinados (pero no todos) materiales de contraste de RMN en pacientes con disfunción renal.

Limitaciones de la RMN

Se garantizan imágenes de alta calidad sólo si es capaz de permanecer completamente inmóvil mientras se graban las imágenes. Si siente ansiedad, confusión o tiene mucho dolor, le será muy difícil permanecer inmóvil durante la exploración. Puede ocurrir que las personas muy obesas no puedan acomodarse en la abertura de una máquina convencional de RMN. La presencia de un implante u otro objeto metálico dificulta la obtención de imágenes claras, al igual que el movimiento de la persona durante el procedimiento.

Por lo general, la RMN no se recomienda para pacientes que han sido gravemente heridos. Esto se debe a que los dispositivos de tracción y el equipo de asistencia vital deben mantenerse lejos del área a explorar. Además, el examen dura más tiempo que otras modalidades de diagnóstico por imágenes (comúnmente los rayos X y las TC) y probablemente los resultados no estén disponibles de forma inmediata tal como se necesita en situaciones de trauma. A pesar de que no existe razón alguna para pensar que la resonancia magnética nuclear puede dañar el feto, los efectos de un potente campo magnético no se comprenden en su totalidad.

Por esta razón, generalmente se les advierte a las mujeres embarazadas que no se realicen exámenes de RMN a menos que sea necesario en términos médicos. Por lo general, la RMN es más costosa y tarda más tiempo en llevarse a cabo que otras modalidades de diagnóstico por imágenes. La RMN funcional es una técnica que aún se encuentra en desarrollo y evolución. Si bien parece tener tanta exactitud para ubicar la actividad cerebral como cualquier otro método, en general, hay menos experiencia con la RMNf que con muchas otras técnicas de RMN.